Richemont podría estar valorando llevar a cabo nuevas inversiones o cesiones

Richemont, el grupo de lujo suizo, ha comunicado este viernes que podría estar valorando la posibilidad de llevar a cabo “nuevas inversiones o cesiones” estratégicas, al mismo tiempo que ha publicado unos resultados en los que el dinamismo del segmento de joyería ha compensado el de relojería, que permanece en retroceso, y le ha permitido registrar un crecimiento de las ventas del 8% a tasa de cambio constante, en su ejercicio anual cerrado el pasado 31 de marzo. Unos resultados que están por debajo de las previsiones del grupo, que esperaba un crecimiento del 9,3%.


REUTERS/Pierre Albouy

La cifra de ventas anual ha llegado a los 10 979 millones de euros, también por debajo de las previsiones (11 200 millones), lo que supone un alza del 3% sin tener en cuenta los efectos de cambio. El beneficio neto anual ha registrado también una pequeña progresión del 1%, a 1200 millones de euros, también por debajo de las previsiones, debido, fundamentalmente, a la compra de stock de relojería por un valor de 203 millones de euros. El grupo suizo ya decidió en su ejercicio 2016/2017 esta compra por un valor de 278 millones de euros, pero una brusca caída de la demanda habría causado la acumulación masiva de stock en las tiendas.

El grupo, dueño entre otros de Cartier, Baume & Mercier, Vacheron Constantin y Van Cleef & Arpels, y de las casas de moda Chloé, Alaïa, Dunhill, Lancel y Shanghai Tang, ha retomado Asia, que se confirma como mercado importante con un crecimiento a dos cifras en China continental, Hong Kong, Corea y Macao. Aún así, el número dos mundial del lujo recula en Europa en su ejercicio 2017/2018.

“Nuestro enfoque a largo plazo no nos impide considerar nuevas inversiones o cesiones, tal y como hemos demostrado a lo largo del pasado año”, ha declarado el grupo suizo en un comunicado. “La solidez de nuestro cash flow y de nuestra estructura financiera deberían permitirnos alcanzar el máximo potencial del grupo en los próximos 30 años”.

Al igual que su competencia, Richemont trabaja para desarrollar sus operaciones online, que se han convertido en un importante vector de crecimiento, para atraer a una clientela más joven. En este sentido, Richemont se ha hecho recientemente con el control de Yoox-Net-a-Porter por cerca de 2800 millones de euros, pero su estrategia digital ha sufrido un ligero revés con la salida de su responsable de tecnología este mes de mayo, tras cuatro meses en el cargo. En su último ejercicio, Richemont se ha hecho con una parte del capital de la especialista en “travel retail” de lujo, Dufry y, también con el público joven en el punto de mira, el grupo acaba de anunciar el lanzamiento de una nueva marca de relojería para hombre: Baume.

La situación de la relojería de lujo ha mejorado en los últimos años, tras una severa recesión, pero las marcas han de revisar su modelo de negocio para poder explorar mejor las redes de distribución online y volver a encender la llama de los jóvenes consumidores por los relojes.

La redacción con Reuters

 

Traducido por Natalia Carrazon

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER